MACRONUTRIENTES: La importancia de una dieta profesional.

2019-01-30 14:43:37 

Por: Arnaud Ouffoue Rodríguez – Entrenador personal de FITFITUP

¿Por qué es importante acudir a un profesional para hacer una dieta?

Primera parte: Hoy veremos la importancia de los macronutrientes.

Hay un gran número de personas que en algún momento de su vida decide modificar su alimentación para lograr un determinado fin, ya sea adelgazar, estar más definido/a, ganar músculo, etc. En este momento, los hay que solicitan la ayuda de profesionales, como nutricionistas o médicos endocrinos, pero por desgracia también hay mucha gente que decide regular su propia dieta sin conocimientos previos.

Esto puede ser muy peligroso para la salud.

En este artículo, que dividiremos en tres secciones, vamos a ver aspectos importantes sobre la alimentación; pero no para ser capaces de hacer dietas en ningún caso, sino para comprender la complejidad que entraña dicha tarea. ¡Vayamos al lío!

¿Qué son los macronutrientes?

Ésta es una cuestión muy importante y a tener en cuenta siempre.
Los macronutrientes son aquellos nutrientes que nos aportan la gran mayoría de la energía que el cuerpo necesita para realizar sus funciones vitales, tales como fabricar sustancias, transportarlas, construir y reparar tejidos, producir calor, y mucho más.

Principalmente podemos hablar de:

Proteínas:

Éstas se conforman de elementos que en parte el cuerpo no puede producir, por lo que es importante llevar una dieta equilibrada para que puedan desempeñar sus funciones, fundamentales, como la construcción y reparación de tejidos (no hablamos sólo de masa muscular), transporte de sustancias o la formación de otros componentes de nuestro cuerpo, entre otras. También nos aportan 4 kilocalorías de energía por gramo, pero su procesado requiere más energía por lo que se considera que este aporte es de unas 3,6 kcal por gramo.

Glúcidos o Carbohidratos:

Son los que nos aportan más energía, porque su consumo proporcionalmente es mayor en la dieta respecto a las proteínas y las grasas. Un gramo de glucosa nos aporta 4 kilocalorías. Son indispensables entre muchas otras funciones, por ejemplo, para proveer de energía al sistema nervioso. Ejemplos de alimentos ricos en carbohidratos son el arroz, la pasta, el pan, las legumbres, el azúcar, la miel o la fruta.

Lípidos o grasas:

Las grasas como tal abarcan un gran número de sustancias, y poseen funciones muy importantes en el organismo, como participar en el impulso nervioso, actuar como reserva de energía en el organismo, ser precursora de vitaminas y hormonas. También son fundamentales para el funcionamiento adecuado del sistema endocrino y forman parte de todas las membranas celulares, entre otras. Son una sustancia insoluble en agua (hidrófoba) y un buen aislante. Alimentos ricos en grasas son los frutos secos, aceites, mantequilla, carnes rojas, pescado azul, queso, etc. Su consumo diario debe ser en torno al 30% de la energía total consumida, principalmente proveniente de ácidos grasos insaturados (pescado, aceites vegetales…).

En un siguiente artículo hablaremos sobre los MICRONUTRIENTES, su igualmente importante función para el correcto funcionamiento del cuerpo y de otros aspectos que también hay que tener en cuenta a la hora de nutrirnos.

¡Espero que esta información os sea de utilidad y disfrutéis leyéndolo!