La tumba metabólica - No consigo adelgazar

2019-03-12 20:09:44 

Por: Luis Rodríguez – Entrenador personal de FITFITUP

“Es mi genética”, “tiendo a engordar”, “no consigo adelgazar”, “son las hormonas”, “estoy en tumba metabólica” …
Son algunas de las afirmaciones más extendidas entre personas de todo el mundo que pretenden adelgazar, y tras no conseguirlo, justifican con este tipo de factores la falta de resultados.

¿Hasta qué punto es cierto? ¿Son la tendencia a engordar, los procesos de desajuste hormonal, la genética o la tumba metabólica los causantes de tu fracaso?

La tumba metabólica no existe. Carece de respaldo científico, al menos tal y como lo entendemos.

La creencia popular nos dice que cuando una persona está mucho tiempo realizando una dieta hipocalórica, el cuerpo entra en defensa, dejas de adelgazar y comienzas a engordar. De esta manera concebida, la tumba metabólica sería más bien la consecuencia directa de haber llevado una dieta restrictiva durante mucho tiempo. Esto no es exactamente así ya que existen más factores relacionados.

Cuando una persona lleva mucho tiempo realizando una dieta muy restrictiva SI ocurren dos procesos claramente demostrados:

  1. El cuerpo pone en marcha adaptaciones, ralentizando el metabolismo basal, acorde al nuevo escenario que se presenta como ya establecido y normativo en el tiempo.
  2. Mantener en el tiempo una elevada privación calórica y de tipos de alimentos hace que aumente el hambre y deseo por consumir “comida basura”, comida más calórica o simplemente alimentos que con independencia de si son más o menos sanos, han sido restringidos.

Diferentes estudios demuestran cómo existía una compensación en personas que mientras realizaban dietas muy hipocalóricas y restrictivas, se daban permisos con alimentos muy calóricos y poco saludables.

Por lo tanto, antes de pensar que tu metabolismo padece de “tumba metabólica” entiende que, a lo mejor, estás descuidando lo que te estás llevando a la boca en los permisos que te das fuera de tu plan nutricional. Necesitas menos calorías para pasar el día, porque a esto SI has acostumbrado a tu cuerpo y tu metabolismo se ha adaptado. Por tanto va algo más lento, pero como gastas bastantes más calorías de las que comes por seguir un plan excesivamente privativo, tienes hambre.

El hambre juega un papel crucial en todo esto, ya que si tu plan nutricional, por el contrario fuera menos restrictivo caloricamente y es menos privativo, te resultaría más sencillo mantener a raya alimentos que no te convienen y mantenerlo en el tiempo.

Mantenerlo en el tiempo es el otro punto clave. Adelgazar es un proceso largo que requiere de adaptaciones tanto físicas como psicológicas. De igual manera te resultará más fácil mantener en el tiempo un plan nutricional ajustado a tus necesidades calóricas reales frente a dietas restrictivas y calorías muy por debajo de lo que necesitas.

En la mayoría de los casos no son ni problemas hormonales, ni genética, ni tendencia a engordar, ni tumbas metabólicas. Pasar hambre, la falta de adherencia y dietas poco realistas son la clave de tu falta de éxito.

Espero que este artículo te permita entender mejor cuales son las claves a la hora de emprender un proceso de adelgazamiento para que puedas adoptar estrategias eficientes y conseguir por fin tus objetivos.

¡Feliz semana!

Referencias:
Weingarten HP, Elston D. Food cravings in a college population. Appetite. 1991;17:167–75.
Gendall KA, Joyce PR, Sullivan PF. Impact of definition on prevalence of food cravings in a random sample of young women. Appetite. 1997;28:63–72.
The phenomenology of food cravings: The role of mental imagery M. Tiggemann*, E. Kemps
Changes in food cravings during low calorie and very low calorie diets. Martin CK1, O’Neil PM, Pawlow L.