Flow - Deja que fluya...

2018-05-17 13:51:25 

Por: Luis Rodríguez – Entrenador personal de FITFITUP – Licenciado en Psicología.

Revisando hace unos días el libro de Robert S. Weinberg y Daniel Gould: “Fundamentos de psicología del deporte y el ejercicio físico”, Ariel Psicología – 1996, recordé una información muy interesante y aplicable que aprendí durante mi etapa académica y sobre la que hoy me gustaría reflexionar.

Mihalyi Csikszentmihalyi acuñó en 1975 el concepto “Flow”, haciendo referencia a la sensación que se tiene cuando se está completamente implicado en algo, experimentando placer, es como ir con el piloto automático, principalmente cuando lo que se demanda está a la altura de las capacidades que se tienen.

Este constructo nos ayuda a comprender cómo surgen de manera fluída muchas de nuestras actividades diarias, poseyendo, a su vez, una valiosa aplicación en el área del deporte, explicando muchas de las conductas que incitan y justifican el alto rendimiento que algunas personas llegan a alcanzar, permitiéndoles sobresalir sobre sus competidores.

Tras originarse el “Flow”, la actividad absorbe hasta tal punto que cualquier información que no tenga que ver con ésta es irrelevante y no afecta a nuestra atención.

La acción y conciencia se fusionan dando paso a un automatismo facilitador, es decir, no somos conscientes de nuestra conciencia de acción, simplemente actuamos.

La sensación de control resta importancia a la posible pérdida del mismo. Esta percepción de seguridad incide de forma directa y positiva en el resultado final objetivo. Los premios externos dejan de determinar la tarea ya que el placer se obtiene directamente de la propia ejecución y aparecen inhabituales sensaciones como la de movimiento sin esfuerzo.

Sin embargo entrar en el “Flow” no es tan sencillo, algunos facilitadores, según datos de investigaciones sobre este concepto, son la actitud mental positiva, confianza, alta motivación, saber que no sólo puedes hacerlo, sino que lo harás tarde o temprano, centrarse en el disfrute para evitar la ansiedad de la ejecución o el miedo al fracaso y por supuesto una preparación física apropiada que potencie y predisponga este tipo de sensaciones y pensamientos. 

La mejor vía para acercarse al “Flow” es tomarse los entrenamientos como la parte más importante de la competición, entrenar disfrutando más que como una obligación, para luego competir como se ha aprendido en los entrenamientos.

“Si te gusta lo que haces, tan sólo hazlo”.

Un estado psicológico óptimo permite al deportista afrontar una tarea motriz en las mejores condiciones físicas posibles. “Disfruta de la tarea”.

Obviamente no es esperable que todo el mundo alcance tal nivel de rendimiento, sin embargo, como muchos otros conceptos en psicología, sus aplicaciones se extienden a todo lo “humano”, lo que significa que si bien es posible que no consigamos alcanzar el “Flow”, entender y adaptar este proceso a nuestros sucesos vitales nos puede ayudar a mejorar en la actividad física e incluso en la vida.

Tu pensamiento, en definitiva puede ser tanto “tu peor enemigo”, el que te limita, altera tu percepción y concentración sobre la tarea, te menoscaba o “tu fiel amigo”; quien te pone las pilas, motiva y redirige a metas. Lo más interesante es que tu pensamiento no es algo rígido e invariable, es un concepto cambiante que depende enteramente de ti, de tu enfoque y proyección.

Tu eliges…

2018-05-17T13:51:25+00:00

Leave A Comment

HAZTE PREMIUIM
Primer mes
GRATIS

Código cupón - MESGRATIS
REGISTRATE AHORA
close-link
WhatsApp

FITFITUP