Estar guapo no es lo mismo que sentirse guapo

2018-02-23 19:00:09 

Por: Luis Rodríguez – Entrenador personal de FITFITUP – Licenciado en Psicología.

La sociedad es viga de carga en nuestras vidas. Su indispensable influencia modela nuestro estilo de vivir e interviene en casi todo lo que hacemos y pensamos. “Que hagamos” y sobre todo “que pensemos”, conformará la medida en que nos afecta.

Mientras que un estilo de vida saludable incide sobre nuestra imagen personal de forma positiva, el cuidado de la imagen personal, de forma aislada, no tiene por qué estar vinculado a una vida sana.

Siempre que hablo con la gente de este tema la conclusión final apunta a que tenemos que sacrificarnos; no fumar, no beber alcohol ni refrescos con gas, por supuesto comer bien, dormir ocho horas, hacer deporte, y reír mucho porque alarga la vida. No estoy de acuerdo con esta conclusión, o al menos no del todo.

Tenemos que beneficiarnos de no fumar, porque nos sentiremos menos cansados, saborearemos más la comida y el mundo volverá a oler. Si no bebes alcohol, disfrutaras más de los pequeños detalles y tendrás tiempo para hacer más cosas. Seguir una dieta equilibrada afectará a tu calidad de vida exponencialmente. Dormir ocho horas es fundamental para tu memoria y recuperación física y psicológica. Hacer deporte desencadena un torrente de endorfinas en tu organismo cuyos efectos positivos son equiparables a algunas sustancias psicotrópicas. Reír mucho no está demostrado que alargue la vida, sin embargo no cabe duda que a todos nos encanta y nos mantiene más felices.

La sociedad impone un estilo de vida saludable (sacrificio), si lo sabes aprovechar podrás obtener beneficios. En este matiz radica la importancia real que atribuimos a nuestro cuidado.

“Estar guapo no es lo mismo que sentirse guapo”.

La clave es el equilibrio, la medida y proporción con que hacemos las cosas, y esto depende de nosotros mismos, por eso no solo es relevante lo que hacemos, sino lo que pensamos sobre lo que hacemos. Por eso es importante aprender a cuidarse, más que el propio hecho.

Cuando dejas de preocuparte de lo que te vas a poner para la boda de tu cuñada y empiezas a pensar en ti de verdad, a darte cuenta de lo que te beneficia y te daña, encuentras la medida, aprendes a cuidarte. En ese punto los cambios se afianzan y da igual lo que te pongas para la boda, porque estarás radiante.

Haz deporte y cuida tu salud, obtén beneficios duraderos de tus conductas saludables y aprende a enmarcarlo en un estilo de vida, de esta manera obtendrás un “estilo de vida saludable”.

2018-04-10T13:40:12+00:00

Leave A Comment

HAZTE PREMIUIM
Primer mes
GRATIS

Código cupón - MESGRATIS
REGISTRATE AHORA
close-link
WhatsApp

FITFITUP