El éxito

2018-12-11 10:21:30 

Por: Luis Rodríguez – Entrenador personal de FITFITUP.

Vivimos una sociedad que desde muy pequeños a través de los valores y la educación nos resalta la importancia de conseguir el éxito, de llegar lejos, y triunfar en la vida. En este artículo reflexionaremos acerca del concepto de éxito tal y como nos lo han enseñado, y trataremos de arrojar luz acerca de qué aspectos debes atender prioritariamente si quieres conseguir tus metas.

Seguro que has oído o leído alguna vez frases como estas “El trabajo duro y la constancia te llevarán al éxito”, “Trabaja mientras otros duermen”, “Fija metas y no pares hasta conseguirlas”.

Pues te diré algo, así no lo vas a conseguir nunca.

Trabajando duro, esforzándote y siendo constante aumentarás tus probabilidades de lograrlo, pero… ¿De qué sirve tener muchas probabilidades? ¿Cuánta gente aumentó sus probabilidades de éxito en la vida estudiando una carrera y no pudo trabajar de lo que estudió? ¿Cuántas personas aumentaron sus probabilidades de ascender haciendo horas extra en alguna multinacional? Y no solo no llegó sino que cuando dejaron de ser rentables fueron despedidos improcedentemente ¿Cuánta gente dedicó años a una oposición y no aprobó? O aprobó y ahora tiene “un estupendo trabajo igual todos los días, con los mismos horarios y las mismas tareas para toda su vida”.

No necesitas tener muchas probabilidades, necesitas tener todas las probabilidades si quieres tener éxito.

Te voy a contar cómo conseguir el éxito. Estoy seguro de que te sorprenderá lo simple que es cuando conozcas la variable más importante.

Lo primero que debes hacer es enfocarte, porque es cierto, no hay tiempo, el tiempo es un bien muy escaso y si te dedicas a demasiadas cosas no conseguirás llegar a tiempo. No se trata de no dormir para estudiar o desarrollar tu idea. Tienes que dormir, tienes que comer, tienes que desconectar de vez en cuando.

De hecho si dejas de hacer estas cosas tu rendimiento y motivación no tardarán en resentirse. Cumple siempre tus necesidades básicas y a partir de ahí dedícale tiempo, mucho tiempo a tareas que te acerquen a tu meta.

Otra cosa que debes hacer de vez en cuando para avanzar con paso firme es revisar tus avances, planificar y programar futuras tareas. No se trata de tener un guión de qué hacer en cada momento inamovible, pero debes crear hábitos y planificar el tiempo que debes dedicar a cada tarea para obtener mayor rendimiento. El ser humano es distraído y si no tienes claro qué hacer en cada momento, perderás el tiempo en tonterías.

Para facilitar este control del avance debes fijar plazos de cumplimiento de objetivos y revisión. Por ejemplo, el próximo lunes tengo que haber terminado este libro, y al siguiente lunes debo tener un borrador del primer proyecto. No tienen porque ser super concretos, pero sí lo suficientemente concretos como para que te permitan mantener el rumbo.

Leer. El conocimiento es poder. Lee todos los libros que puedas sobre los temas que te interesen, tanto si pertenecen al área a la que te dedicas como a otras que puedan aportar valor a lo que haces. Cuanto más información tengas sobre un tema, mayor criterio y mayor capacidad creativa desarrollarás.

Enfocarse, desconectar, descansar, planificar y revisar objetivos, fijar plazos, leer… son variables muy importantes a la hora de conseguir una meta ambiciosa, sin embargo ninguna es tan poderosa como la simpatía que sientas por dicha meta.

Si quieres tener éxito en algo, y que dure mucho tiempo, te tiene que gustar.

Ésta es sin duda la piedra angular de todo. No se trata solamente de elegir dedicarte a algo que te guste… ¡Que va, en absoluto! Te puede no gustar al principio, pero debes dedicar tiempo y esforzarte porque te guste.

Si una persona tiene como objetivo adelgazar, nunca lo conseguirá haciendo dieta. Realmente lo conseguirá cuando, comiendo unos alimentos que le gusten, de una manera que le guste sea capaz de mantener esto en el tiempo y adoptar un nuevo estilo de vida.

Si una persona tiene como objetivo ganar masa muscular, nunca lo conseguirá formándose a comer miles de calorías al día y entrenando a disgusto, lo conseguirá cuando ya no use guantes para coger las mancuernas porque realmente quiere sentir, cuando deje de pensar, bufff hoy toca pierna y lleve al límite a sus piernas y eso le haga sentir más fuerte que nunca.

Sentir lo que haces, interiorizar sensaciones positivas y aprender a quererlas es el éxito en sí.

Si consigues alcanzar este estado de flow, en el que todo fluye, todo lo que hagas te llevará al éxito. Tendrás que seguir esforzándote, dedicando tiempo, leyendo libros, manteniendo el foco, pero no estarás esperando el fin de semana.

Utilicemos esto del fin de semana como ejemplo para explicar mejor lo que trato de deciros:

  • ¿Eres de los que están deseando que vuelva a ser viernes? Entonces eres de los que tienen probabilidades de éxito, nada más.
  • ¿Eres de los que piensan que todos los días son valiosos, que los lunes molan porque tanto como los viernes, y esto lo piensas de verdad, porque así lo sientes, porque te gusta lo que haces y lo echabas de menos y todas esas ideas del fin de semana estás deseando aplicarlas, ponerlo todo en marcha, volver a trabajar? Entonces, enhorabuena, porque tienes todas las probabilidades de éxito.

Y ahora tengo otra pregunta para ti, ¿qué es el éxito?

Para acotar el concepto y aplicarlo a nuestras experiencias de vida he limitado el concepto a conseguir algo que quieres, algo material, un trabajo, vivir en un sitio que te guste, alcanzar cierto estatus social o económico.

¿Qué ocurrirá cuando consigas el trabajo? ¿Te detendrás al conseguir el estatus que deseabas? ¿De verdad existen las metas u objetivos finales?

Quizás el concepto de éxito sea algo más complejo y difícil de entender sin ver otros significados completamente diferentes, más relacionados con el crecimiento interior y la autorealización.

En cualquier caso lo que debes tener claro y extraer de este artículo es que si de verdad quieres conseguir algo, debes hacerlo con pasión, con alma, sintiendo profundamente lo que haces y disfrutando todas las consecuencias del proceso. Y si todo esto no está, centra tus esfuerzos en que esté, porque sino tan solo tendrás muchas posibilidades.

El mundo está lleno de personas con mucha probabilidad de éxito pero tan solo unos pocos disponen de todas las probabilidades.

Confucio escribió hace miles de años, “elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un dia de tu vida”.