¿Cuántos días a la semana hay que entrenar para conseguir resultados?

2019-01-15 21:34:34 

Por: Luis Rodríguez – Entrenador personal de FITFITUP

Esta es una de las preguntas que más nos hacen nuestros suscriptores y seguidores de redes sociales, por eso eso hemos querido dedicar el artículo de esta semana a aclarar cuántos días debes entrenar a la semana.

Antes de nada, debemos entender que la frecuencia de entreno semanal va a estar íntimamente ligada con la intensidad y el volumen de trabajo de cada una de las sesiones.

No es lo mismo una persona que entrene tres días durante dos horas, con 10 ejercicios por sesión, con 4 series cada uno y cargas altas, que una persona que entrene tres días a la semana sin cargas externas (es decir que entrene con su propio peso corporal) en sesiones de menos de una hora.

Por lo tanto la frecuencia, es decir cuántos días entrenes, depende por completo del volumen e intensidad del entrenamiento.

Ahora bien, el descanso debe formar parte de tu rutina de entrenamiento. Un descanso inapropiado o insuficiente va a producir una bajada significativa en tu rendimiento, lo que se traduce en una mayor dificultad a la hora de conseguir tus objetivos. Además la falta de descanso correlaciona directamente con el aumento en la probabilidad de lesión.

¿Entonces si realizo entrenamientos más ligeros, puedo entrenar todos los días?

Por supuesto, aunque normalmente se recomienda descansar al menos un día por semana si el volumen y la intensidad de tus entrenamientos es relativamente bajo, puede formar parte de tu rutina diaria.

Si bien es cierto que el cuerpo no tardará en generar adaptaciones, y esa intensidad baja acabará siendo insuficiente, necesitarás entrenar más fuerte si quieres seguir avanzando o incluso mantenerte (debido a dichas adaptaciones). Por lo tanto, si tu intensidad aumenta, debes considerar dejar algún día de descanso.

¿Qué beneficios me reporta descansar para que sea tan importante?

Tanto tu cuerpo como tu mente merecen descanso de cualquier tipo de actividad que realicen.

En el ejercicio físico la mayor razón es la recuperación de tejidos, pero el descanso también va a jugar un papel clave en la motivación y adherencia a cualquier programa de entrenamiento.

Tras una sesión de entrenamiento de hipertrofia con pesas por ejemplo, los tejidos dañados deben recuperarse. Este proceso es muy importante porque de él va a depender, en gran parte, que se produzcan adaptaciones de hipertrofia. El dicho de que “tus músculos crecen realmente los días después del entrenamiento” es cierto, ya que tras el estrés mecánico y metabólico producido en una sesión de fuerza, una correcta alimentación y descanso juegan un papel indiscutible y definitorio en cuanto a resultados se refiere.

¿Cuántos días descanso entonces si la intensidad y volumen de mi entrenamiento es elevado?

En mi opinión el reparto más óptimo entre trabajo y descanso semanal es 5:2 y si es posible, que los días de descanso están intercalados entre los de trabajo (en vez de seguidos).

En épocas en las que exista una meta muy concreta a corto plazo, puede ser interesante aumentar a 6:1, teniendo muy en cuenta los mensajes que tu cuerpo te manda y concediendo más descanso si es lo que te pide.

Para personas que lo que buscan es mantenerse en forma sin ningún objetivo concreto podemos optar por un 4:3.

Creo poco en distribuciones en las que existan más días de descanso que de trabajo, por eso independientemente del objetivo, creo que el mínimo debería ser 4:3.

Espero que este artículo haya podido resolver esta repetida incógnita de cuántos días debemos entrenar a la semana, y que en función de tus necesidades puedas elegir el reparto que más te convenga.

Si no quieres perderte publicaciones como esta, no olvides suscribirte de manera totalmente gratuita a nuestra lista de correo. No somos muy pesados 🙂 y solo te enviaremos contenido de tu interés.

Te animamos también a que nos sigas en redes sociales y que nos preguntes todas las dudas que tengas acerca de entrenamiento, nutrición, psicología y motivación.

Un abrazo. ¡Todos a entrenar!