Alimentación Consciente. La NO-Dieta libre de etiquetas

2019-07-30 18:51:55 

Por: Blanca Castellnou – Entrenadora de yoga de FITFITUP

En el artículo anterior referente al yoga, hablábamos sobre la relación que existe entre esta práctica y la pérdida de peso. En él introduje de forma muy breve lo que viene a ser la alimentación consciente y a continuación desarrollaré este tema de forma más detallada.

Si la nutrición es un tema que te interesa; estarás al corriente de la infinidad de dietas que ha presentado la industria alimentaria hasta el momento; la cetogénica, la paleo, la vegetariana, la vegana, el ayuno intermitente, la anti gluten, las detox, las que venden batidos que sustituyen comidas, etc. Las hay de todos los colores y además unas se contradicen con otras. “Entonces, ¿qué se supone que debo hacer, cuál es la más óptima para mi salud?”

El “método” que vengo a presentaros es todo lo opuesto. Se trata de coger tú [email protected] las riendas de tu alimentación y tomar decisiones siguiendo la propia intuición.

Te animo a volver al origen, a deshacerte de las dietas de moda y de las influencias que recibimos a través de las celebrities del momento. Ha llegado la hora de romper las reglas y de dejar de obsesionarnos con los alimentos, las calorías, las restricciones y toda esta serie de pautas que pueden generar conductas alimentarias muy poco saludables.

[email protected] somos diferentes, dependiendo de nuestro estilo de vida, la regularidad e intensidad con la que hacemos ejercicio, nuestro metabolismo, nuestro ritmo circadiano y nuestros gustos, cada [email protected] de [email protected] tendrá diferentes necesidades. Por eso es tan importante desarrollar la habilidad de la escucha interna y liberarnos de las influencias externas para conectar con lo que realmente nos pide el cuerpo, la mente y las emociones en cada momento.

A través de las siguientes pautas, las cuales requieren de práctica, podrás encontrar lo que funciona para ti, mantener un peso saludable sin esfuerzo y una mente libre de análisis y juicios constantes. Para sostenerlo toda la vida.

Esta forma de comer no excluye ningún alimento de tu dieta ni dicta pautas referentes a tus horarios de comida. Sólo invita a comer de manera respetuosa y sabia, entendiendo cuál es el efecto de cada alimento en ti y tu estado a la hora de consumirlos.

  1. Recapacita y toma consciencia de tus hábitos alimentarios. ¿Son positivos? ¿Te van bien? ¿Qué ajustes deberías hacer para sentirte mejor? ¿Comes a menudo [email protected] o con prisa?
  2. Aprende a evaluar tu hambre estomacal y emocional antes, durante y después de comer. A poder ser, hazlo en un entorno tranquilo, silencioso y libre de estrés.
  3. Si no tienes hambre, no comas.
  4. Permanece presente. Procura comer sin distracciones (televisión, trabajo, móvil,…). Dedica tu atención al plato, a percibir los diferentes sabores y texturas.
  5. Come despacio y saborea cada bocado. Además de una necesidad vital, comer también es un placer, no te lo vayas a perder.
  6. No es necesario comer hasta llenarse, simplemente hasta dejar de tener la sensación de hambre. Escucha las sensaciones de tu estómago.
  7. Si el cuerpo/mente te pide algo menos saludable, disfrútalo y sólo ajusta tu porción. Una dosis pequeña puede hacerte bien sin tener consecuencias negativas de ningún tipo.
  8. Y por último, nutre tu corazón con otros aspectos de la vida; pasar tiempo con la familia y amigos, pasear por entornos naturales, meditar… Encontrando otras formas de llenar tu espíritu.

Si este tema ha despertado interés en ti, te recomiendo seguir investigando con el libro “Comer atentos” de Jan Chozen Bays, fuente de la que extraje parte de las pautas anteriores. Un fascinante libro que nos habla de cómo aplicar mindfulness a nuestros platos y a nuestra relación con la comida.

Por otro lado, en caso de tener objetivos muy específicos referentes a tu dieta; ya sea a causa de una patología, si eres un/a atleta que compite o si tu estado de salud es más delicado, te recomiendo que sigas las pautas de un profesional de la nutrición.

Desde mi punto de vista, como de profesora de Yoga, animo a todo el mundo a practicar esta disciplina, ya que como he comentado otras veces, nos enseña a conectar con nuestro interior, a conocernos mejor y a querer cuidarnos en todos los ámbitos de nuestra vida.

Muchas gracias por vuestro tiempo y espero que esta información os ayude. En caso de tener cualquier pregunta no dudes en escribirnos. 😉

¡Hasta pronto!